Cultura Tacana

argaiv1265

La cultura Tacana de la Amazonía Boliviana se remonta a tiempos pre-Incas donde vivían como una tribu nómada, cazando en sus bosques y viviendo del día a día de la riqueza y la abundancia de sus territorios. Ellos hablaban su lengua nativa, Tacana, y vivían en relativa paz.

Durante la época del Imperio Inca, los Tacana actuaban como socios comerciales entre ciudades Andinas y los pueblos Amazónicos. Los Tacana se dedicaban a comerciar pieles y plumas de animales exóticos, frutas, medicinas naturales y otros recursos naturales. Algunos historiadores afirman que hubo guerras entre el Imperio Inca y las tribus de la Amazonía. Sin embargo, el terreno de selvático protegió a los Tacana y a las demás tribus amazónicas contra los ejércitos Incas más poderosos, y tras tres intentos de conquistar a las tribus amazónicas sin éxito, desistieron. 

En la América Latina colonial, los españoles enviaron más de veinte expediciones a las selvas Tacanas para buscar la famosa ciudad oro, El Dorado. El primer documento registrado por escrito mencionando los Tacanas proviene de los registros de viaje de una expedición en 1539 donde se encontraron con pueblos Tacanas a lo largo de ríos Beni y Tuichi. Los Tacanas decidieron implementar la estrategia de la no violencia con los españoles, lo cual les garantizaba poder vivir en relativa paz en sus tierras, de gran valor para ellos. El comercio principal de los Tacana con el estado colonial español se basaba en el chocolate silvestre. Este comercio permitió a los Tacana mantener el control básico sus tierras. 

Después de muchos años de dominación española, los Tacana y el resto de Bolivia ganó su independencia en 1825. La cultura Tacana siguió el comercio con las ciudades más grandes de los Andes, hasta que en década de 1800 fiebre del caucho llegó a Bolivia. La creciente demanda mundial de caucho influyó en la decisión del gobierno boliviano de concesionar un total de 35 territorios, sumando en total 600,000 hectáreas convirtiéndolos en criaderos de goma, muchas de las cuales estaban dentro de territorio Tacana. La alta demanda de mano de obra obligó a los Tacana y muchos otros grupos indígenas Amazónicos a trabajar básicamente bajo condiciones de esclavitud. Las terribles condiciones de trabajo, por poco terminan con las poblaciones locales  de la época.

El siglo 20 trajo diferentes situaciones difíciles para el pueblo Tacana ya que grupos de interés en forestación y otros recursos naturales los hizo a un lado. Los Tacana formaron el Consejo para Pueblos Indígenas Tacana (CIPTA) en los 90’s y poco a poco han ido adquiriendo reconocimiento dentro del panorama político Boliviano, además de que se les reconoció y concedió un gran territorio por parte del gobierno Boliviano. Los Tacana siguen buscando formas de adaptarse al mundo cambiante que les rodea.

El turismo se ha convertido en una de esas formas de adaptación y San Miguel del Bala es un maravilloso ejemplo de ello.

 

Site Map © 2010 San Miguel del Bala